viernes, 4 de enero de 2013

Búsqueda de oro en Asturias: Bateando en los ríos Navelgas y Bárcena.(1)


Desde hace más de una década, hemos podido disfrutar de la práctica del bateo en la localidad de Navelgas, perteneciente al Concejo de Tineo, en Asturias.
El río Navelgas tiene el dudoso privilegio de acoger nuestros primeros pasos en la práctica de esta actividad recreativa, y nos ha enseñado en largas jornadas veraniegas de aguas transparentes, verdes prados y almuerzos campestres, a desvelar pausadamente los secretos para encontrar al tímido metal dorado.

Navelgas y Bárcena son los ríos peninsulares que han dado en los últimos años, el mayor número de pepitas de oro de las que hay constancia mediante el método de bateo.

En esta entrada y sucesivas, subiremos fotografías de distintas ubicaciones donde buscar oro en ambos, además de algunas muestras obtenidas en ellos entre los años 2002 y 2011.

El río Navelgas.


Buscando oro entre Rellanos y Parada
Primeras pepitas de oro del río Navelgas. Año 2008.
Vista del valle del Navelgas en dirección a Rellanos
A lo largo de prácticamente todo el río Navelgas puede obtenerse oro, aunque el lugar más frecuentado y conocido, por el tamaño de las pepitas allí encontradas,  es el paraje de La Silva, unos cientos de metros arriba de Rellanos, por el camino que accede a La Cerezal. El acceso se realiza dejando el vehículo junto a un cortín que hay en la orilla del camino, y luego una bajada por una pequeña senda que salva unos 50 metros de desnivel hasta el río.

Buscando oro en La Silva.
Paraje típico de una zona de búsqueda en el Navelgas.
Hay otros lugares en la zona alta del Navelgas que por su difícil acceso y el pequeño tamaño de las pepitas, son bastante menos frecuentados, como la zona de La Leirosa, aunque el paisaje del que se puede disfrutar merece la pena el esfuerzo de visitar al menos una vez. Se accede al cauce del río por una serie de prados muy inclinados a partir de la zona de la ermita de San Fabián, salvando una diferencia de altitud entre 650 y 500 metros en un recorrido de varios kilómetros, lo que no la hace recomendable si no se está en un buen estado físico.
Vista de la ermita de la Leirosa desde donde se desciende hacia el río.

Bosque en la bajada al Navelgas.
Acceso al Río Navelgas a través del cauce de un arroyo.
Árbol centenario.
Desembocadura del arroyo en el río Navelgas.


El río Bárcena

El tamaño medio de las pepitas en este río suele ser mayor que las obtenidas en el Navelgas. Es conocido en la zona por los aficionados al bateo el paraje de la Cabuerna, donde el oro aparece en pepitas poco desgastadas, y no es raro el hallazgo de  fragmentos de cuarzo con oro como el de la fotografía, obtenido en 2007. La pega es que no espere nadie encontrarlo sin remover una buena cantidad de cantos y arenas del río, haciendo lo que allí se denomina un buen "furaco".
Cuarzo con filón de oro. de más de 5 gramos.
Fragmento de cuarzo con filón de oro de unos 4,5 gramos. 
Pepitas obtenidas en 2009 en la Cabuerna, río Bárcena. Las mayores entre 200-400mg.
El Río Bárcena a su paso por el paraje de la Cabuerna.
En la fotografía anterior puede apreciarse a la derecha el cauce del río con apenas 15cms de agua y a la izquierda parte del furaco de donde salieron las pepitas de la foto anterior, de entre 1,30 y 1,50 metros de profundo.
Otra vista del furaco


A continuación se puede visualizar un video de corta duración en el que se aprecia una pepita adherida a un  canto del río. Hallazgo casual y curioso durante una jornada de bateo en el río Bárcena en 2007.

video