domingo, 20 de enero de 2013

Búsqueda de oro en Asturias: Bateando en los ríos Navelgas y Bárcena (2)

Continuamos en esta segunda parte sugiriendo otras excursiones que se pueden realizar por lugares relacionadas en el pasado con la explotación del oro por los ríos Navelgas y Bárcena. En la primera entrada buscábamos oro en el paraje de La Silva en el Navelgas y La Cabuerna en el Bárcena, y además mostrábamos el paraje de La Leirosa, de indudable belleza.

Río Bárcena

A las afueras del pueblo de Santiago Cerredo, al que podemos acceder por la carretera de Bárcena del Monasterio a Pola de Allande, todavía es posible hacerse una idea de como eran algunas de las antiguas labores romanas, a pesar del paso del tiempo y de encontrarse en lugares hoy utilizados como pastizales.
Vista general  de labores romanas desde Santiago Cerredo.

Detalle labores romanas a las afueras de Santiago Cerredo.

Las labores que se observan en las fotografías anteriores no son las únicas de la zona, pero tal vez sean las mejor conservadas, ya que en otras labores cercanas hubo intentos de explotación en el pasado reciente.

Río Navelgas versus Arroyo del Oro

Aunque no se trata de un lugar ubicado en la cuenca del Navelgas, sino en la del Arroyo del Oro que discurre por un valle paralelo separado por la sierra de Leirosa , los yacimientos romanos de ambos ríos se encuentran próximos y comparten un pasado común, anterior incluso a la minería del oro de época romana, la cual que dejaría grandes cicatrices en el paisaje, hoy convertidas por el paso del tiempo en lugares históricos de indudable interés.
De ellos mencionaremos por su importancia la fana de La Freitarbosa en Bustantigo.

Situada a escasos 1600 metros de distancia en linea recta de La Leirosa que visitamos en la entrada anterior, es necesario recorrer más de 30 kilómetros por carreteras sinuosas para poder llegar a ella, al encontrarse en el valle por el que circula el Arroyo del Oro.
Según Santos Yanguas, la Freitarbosa es el centro minero más aprovechado en esta zona durante el Alto Imperio (Siglo I  d. C.). Se trata de una explotación a cielo abierto sobre un yacimiento primario, que conserva aún canales de desagüe y un embalse en la parte superior del frente de corta, calculándose que en ella se removieron unos 8 millones de m3. A pesar de su gran tamaño no es la única corta que puede observarse en este río.
En conjunto, en el Arroyo del Oro se explotaron numerosos indicios primarios y secundarios, removiéndose un total de unos 20 millones de m3, con una producción estimada de unos 6.000 kilogramos de oro.

Fana de La Freitarbosa sobre el Arroyo del Oro, vista desde Bustantigo. 
El paraje de La Leirosa está situado al otro lado de las cumbres que se ven en la fotografía anterior, en el valle del río Navelgas.

En la siguiente fotografía del Arroyo del Oro se pueden distinguir varias cortas romanas, entre las que destaca en el tramo medio La Freitarbosa, en la que se aprecia claramente como los materiales removidos forman una explanada ligeramente inclinada sobre el arroyo del Oro, llegando a desviar su cauce natural.

Vista general del Arroyo del Oro. En la fotografía pueden apreciarse claramente 3 cortas. La situada en la parte central es La Freitarbosa.

Algunos ejemplares de oro de los ríos Navelgas y Bárcena

Como se ha mencionado en la primera parte, el río Navelgas tiene múltiples lugares donde batear, y en algún caso ha dado gratas sorpresas en zonas cercanas al pueblo, como es el caso de la pepita que se muestra en la siguiente fotografía, obtenida en 2011 apenas 100 metros río abajo del puente que cruza la carretera de Tineo a Luarca.
Oro en matriz. Río Navelgas 2011.
Del paraje de La Cabuerna en el río Bárcena es la siguiente pepita, con un contenido de oro superior a los 5 gramos.


Oro en matriz. Río Bárcena.




viernes, 4 de enero de 2013

Búsqueda de oro en Asturias: Bateando en los ríos Navelgas y Bárcena.(1)


Desde hace más de una década, hemos podido disfrutar de la práctica del bateo en la localidad de Navelgas, perteneciente al Concejo de Tineo, en Asturias.
El río Navelgas tiene el dudoso privilegio de acoger nuestros primeros pasos en la práctica de esta actividad recreativa, y nos ha enseñado en largas jornadas veraniegas de aguas transparentes, verdes prados y almuerzos campestres, a desvelar pausadamente los secretos para encontrar al tímido metal dorado.

Navelgas y Bárcena son los ríos peninsulares que han dado en los últimos años, el mayor número de pepitas de oro de las que hay constancia mediante el método de bateo.

En esta entrada y sucesivas, subiremos fotografías de distintas ubicaciones donde buscar oro en ambos, además de algunas muestras obtenidas en ellos entre los años 2002 y 2011.

El río Navelgas.


Buscando oro entre Rellanos y Parada
Primeras pepitas de oro del río Navelgas. Año 2008.
Vista del valle del Navelgas en dirección a Rellanos
A lo largo de prácticamente todo el río Navelgas puede obtenerse oro, aunque el lugar más frecuentado y conocido, por el tamaño de las pepitas allí encontradas,  es el paraje de La Silva, unos cientos de metros arriba de Rellanos, por el camino que accede a La Cerezal. El acceso se realiza dejando el vehículo junto a un cortín que hay en la orilla del camino, y luego una bajada por una pequeña senda que salva unos 50 metros de desnivel hasta el río.

Buscando oro en La Silva.
Paraje típico de una zona de búsqueda en el Navelgas.
Hay otros lugares en la zona alta del Navelgas que por su difícil acceso y el pequeño tamaño de las pepitas, son bastante menos frecuentados, como la zona de La Leirosa, aunque el paisaje del que se puede disfrutar merece la pena el esfuerzo de visitar al menos una vez. Se accede al cauce del río por una serie de prados muy inclinados a partir de la zona de la ermita de San Fabián, salvando una diferencia de altitud entre 650 y 500 metros en un recorrido de varios kilómetros, lo que no la hace recomendable si no se está en un buen estado físico.
Vista de la ermita de la Leirosa desde donde se desciende hacia el río.

Bosque en la bajada al Navelgas.
Acceso al Río Navelgas a través del cauce de un arroyo.
Árbol centenario.
Desembocadura del arroyo en el río Navelgas.


El río Bárcena

El tamaño medio de las pepitas en este río suele ser mayor que las obtenidas en el Navelgas. Es conocido en la zona por los aficionados al bateo el paraje de la Cabuerna, donde el oro aparece en pepitas poco desgastadas, y no es raro el hallazgo de  fragmentos de cuarzo con oro como el de la fotografía, obtenido en 2007. La pega es que no espere nadie encontrarlo sin remover una buena cantidad de cantos y arenas del río, haciendo lo que allí se denomina un buen "furaco".
Cuarzo con filón de oro. de más de 5 gramos.
Fragmento de cuarzo con filón de oro de unos 4,5 gramos. 
Pepitas obtenidas en 2009 en la Cabuerna, río Bárcena. Las mayores entre 200-400mg.
El Río Bárcena a su paso por el paraje de la Cabuerna.
En la fotografía anterior puede apreciarse a la derecha el cauce del río con apenas 15cms de agua y a la izquierda parte del furaco de donde salieron las pepitas de la foto anterior, de entre 1,30 y 1,50 metros de profundo.
Otra vista del furaco


A continuación se puede visualizar un video de corta duración en el que se aprecia una pepita adherida a un  canto del río. Hallazgo casual y curioso durante una jornada de bateo en el río Bárcena en 2007.

video